¡Di NO al refresco! 

Me aterra el azúcar... de plano, así y pesar del placer y la satisfacción que provoca, miedo. 

Desgraciadamente su dulzor es, más bien, amargo. Créanme que su gusto no pasa de la boca. 

Muchos, muchísimos análisis científicos han relacionado su consumo con infartos, diabetes, obesidad y cáncer. 

Y tal vez pienses que no es tan malo o que consumirla ocasionalmente no te puede hacer daño... Pero esa cochinada es veneno rápido. Los análisis en sangre demuestran sus efectos inmediatos. ¿Alguna vez te has hecho la inclinacion de glucosa? 

Los laboratorios que han fundamentado esta afirmacion se han realizado también en niños que aún mantienen vírgenes sus niveles de colesterol. Y pues media hora después de haber consumido azúcar, se les trepan hasta el cielo. El azúcar es peligroso. Media hora, ¡media! después de haber consumido un refresco, basta para que la sangre se haga súper densa, se creen partículas especialmente espesas de colesterol y todo en el organismo se enturbie y apriete.

... Y si, seguro ya estas pensando en una bebida dietética, porque su consumo a aumentado 400% de los años 60'as para acá. Pues ¡ahí te va! Quedó demostrado en un estudio de la Universidad de Harvard, dónde se siguió la dieta de 400 pacientes por mas de 50 años, que el consumo de 2 refrescos dietéticos diarios aumentan 200% el peso corporal, 36% el riesgo de padecer pre-diabetes y síndrome metabólico y además aumentas 67% las posibilidades de tener diabetes tipo II. Por si fuera poco, los 400 participantes aumentaron 5 veces la talla de su cintura. 

Ahora respira... porque sigo: 

Los edulcorantes artificiales alteran el funcionamiento hormonal y las transmisiones nerviosas, con esto, el metabolismo enterito. Estudios en ratas dejaron muy claro que su consumo alenta el metabolismo. Esto se traduce en una necesidad absoluta por consumir mas calorías -obvio dulces y harinas refinadas- y , por tanto, ganar peso.

En otro alarmante estudio clínico, se pudo comparar con la cocaína. Si, es una droga, crea adicción y tiene los mismos efectos cuando se deja de consumir. Lo pongo chulo: el azúcar artificial es comida porno. Su apariencia es sexy, la experiencia palatina de sal, azúcar y grasa en la boca también... Lo que altera tu preferencia por la comida saludable. Porque tu paladar se deshabilita y deja de percibir lo dulce de una fruta. Toma tal jerarquía que necesita de una estimulación, entonces el cerebro solo elige comida sexy.

Con esto me queda claro que si mi meta es acelerar mi metabolismo, bajar de peso, desintoxicarme y optimizar o asegurar mi estado de salud, tendré que tirar esta adicción a la basura. Cualquier tipo de azúcar es tóxico. Algunas peor que otras. El aspartame, por ejemplo, es exitocina. Su consumo tiene consecuencias como mente nublada o etérea y migrañas. Otros azucares pueden fermentar en tu estomago como el xylitol - o cualquiera que termine con "ol"-. La stevia puede ser un poco mejor, pero también es adictiva.

El azúcar es más amarga de lo que pensé. Por lo mismo quiero recomendar un libro "The Blood Sugar Solution" porque si lo lees probablemente estés salvando tu vida y la de alguien mas.